Inicio >>  Consecuencias, Síntomas  >>  La fatiga crónica y el estrés

La fatiga crónica y el estrés

La fatiga afecta, de manera frecuente, a muchas personas sobre todo si padecen de estrés. Sin embargo cuando esta fatiga pasa de lo normal y se vuelve constante, existe peligro de padecer del síndrome de fatiga crónica.

fatiga_cronica_estres_estres.comocombatir.comCuando hablamos de fatiga se la divide en dos grupos básicos: la fatiga aguda, que es el cansancio normal después de realizar alguna actividad física; y la fatiga crónica que presenta problemas de salud.

  • La persona siente un cansancio general extremo, esto ocurre sin razón alguna aparente y dura más que algunas horas y días. Es de efecto acumulativo ya que la persona con el paso de los días se va sintiendo más débil.
  • Mientras que la fatiga normal o aguda, resulta del trabajo o del ejercicio, la fatiga crónica tiene sus inicios en una condición física o mental.

Este síndrome se caracteriza  por un agotamiento intenso físico y mental, que dura alrededor de seis meses. El impacto de esta extenuación es de manera importante, reflejándose  en las actividades de trabajo,  círculos sociales y personales.

Algunos de sus síntomas incluyen dolor muscular y articulaciones, dificultad para concentrarse y cansancio. Cuando uno padece de ansiedad o estrés emocional, detonamos en nuestro organismo a la fatiga crónica.

La fatiga crónica y el estrés

La fatiga afecta, de manera frecuente, a muchas personas sobre todo si padecen de estrés. Sin embargo cuando esta fatiga pasa de lo normal y se vuelve constante, existe peligro de padecer del síndrome de fatiga crónica.

Cuando hablamos de fatiga se la divide en dos grupos básicos: la fatiga aguda, que es el cansancio normal después de realizar alguna actividad física; y la fatiga crónica que no es normal.

La persona siente un cansancio general extremo, esto ocurre sin razón alguna aparente y dura más que algunas horas y días. Es de efecto acumulativo ya que la persona con el paso de los días se va sintiendo más débil.

Mientras que la fatiga normal o aguda, resulta del trabajo o del ejercicio, la fatiga crónica tiene sus inicios en una condición física o mental.

Este síndrome se caracteriza, como lo mencionamos, por un agotamiento intenso físico y mental que dura alrededor de seis meses. El impacto de esta extenuación es de manera importante, reflejándose en las actividades de trabajo, círculos sociales y personales.

Algunos de sus síntomas incluyen dolor muscular y articulaciones, dificultad para concentrarse y cansancio. Cuando uno padece de ansiedad o estrés emocional, nos da como resultado el detonar en nuestro organismo a la fatiga crónica.

Etiquetas: , , ,

ENLACES PATROCINADOS

Controla tu...
Drogas