Inicio >>  El estrés, Enfermedades relacionadas  >>  Aftas bucales y estrés

Aftas bucales y estrés

Diferentes partes del cuerpo pueden verse afectadas cuando padecemos de estrés. La boca también está expuesta a las enfermedades que produce la tensión.

  • aftas_bucales_estres_estres.comocombatir.comUn afta es una pequeña úlcera o llaga abierta que aparece en el tejido mucoso que recubre el interior de la boca.

La lesión, que puede ser única o aparecer en grupo, tiene un aspecto blanquecino o amarillento, con un halo enrojecido alrededor.

  • Estas pequeñas heridas suelen localizarse en: la parte interior de las mejillas;  en la base de las encías;  en el velo del paladar;  en la lengua y en la zona interior de los labios.

Se trata de llagas dolorosas  que presentan un picor intenso antes de aparecer. Son consideradas lesiones benignas que, a diferencia de las heridas bucales causadas por determinados factores como el virus del herpes labial, no son contagiosas.

  • Por lo general suelen ser recurrentes, es decir, una vez se ha tenido un afta es muy probable que esta reaparezca cada cierto tiempo en el mismo o en otro.
 

Aftas bucales y estrés

Diferentes partes del cuerpo pueden verse afectadas cuando padecemos de estrés. La boca también está expuesta a las enfermedades que produce la tensión.

Un afta es una pequeña úlcera o llaga abierta que aparece en el tejido mucoso que recubre el interior de la boca. La lesión, que puede ser única o aparecer en grupo, tiene un aspecto blanquecino o amarillento, con un halo enrojecido alrededor.

Estas pequeñas heridas suelen localizarse en: la parte interior de las mejillas; en la base de las encías; en el velo del paladar; en la lengua y en la zona interior de los labios.

Se trata de lesiones dolorosas y que presentan un picor intenso antes de aparecer. Son consideradas lesiones benignas que, a diferencia de las heridas bucales causadas por determinados factores como el virus del herpes labial, no son contagiosas.

Por lo general suelen ser recurrentes, es decir, una vez se ha tenido un afta, es muy probable que esta reaparezca cada cierto tiempo en el mismo o en otro.

El origen de las aftas se debe a diversos factores:

Hereditarios: en muchos casos algún pariente presenta esta misma afección.

Agresiones mecánicas: el hecho de masticar y mordernos, o tener alguna herida en la boca pueden causar la aparición de un afta.

Problemas del sistema inmune: las bajas defensas consecuencias de un resfrío o estrés pueden dar lugar a esta lesión.

Problemas de ansiedad y estrés emocional contribuyen a su aparición.

Deficiencias alimentarias: falta de hierro, ácido fólico y vitamina B12.

Infecciones virales.

La manera más eficaz de prevenir la aparición de las aftas es tratar de llevar una alimentación equilibrada, evitar las situaciones que nos generen ansiedad o estrés, en la medida de lo posible, y cuidar nuestra higiene y salud bucal.

Etiquetas: , , ,

ENLACES PATROCINADOS

Controla tu...
Drogas